Facebook Twitter Google +1     Admin

La Cuaba

Bienvenidos a nuestra página personal La Cuaba, que desde la oriental provincia cubana de Las Tunas les ofrece variadas informaciones.

Temas

Enlaces

Archivos

 

EN EL ANIVERSARIO 58 DEL ASESINATO DE FRANK PAIS

20150729213452-.-frank.jpeg

Por Rafael Labrada Díaz

El 7 de diciembre de 1934 ocurre, en la ciudad de Santiago de Cuba, el nacimiento de Frank País García, cuyos primeros años de su vida transcurren en forma normal, pero al suceder  el golpe de estado perpetrado por Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952, se produce un cambio radical de su  conducta  y comienza a participar activamente en actos de calles contra el nuevo régimen.

Matricula la carrera de magisterio, en cuya escuela pronto resulta elegido como presidente de la Asociación de Alumnos a partir de sus excepcionales condiciones de líder que lo convierten en alguien capaz de nuclear alrededor suyo a un amplio grupo de jóvenes revolucionarios del centro de estudios. 

Luego del asalto al cuartel Moncada llevado a cabo por la Juventud del Centenario, con  Fidel Castro al frente, el 26 de Julio de 1953, a los atacantes sobrevivientes los internaron en la cárcel de Boniato y  Frank  trazó un plan para rescatarlos de las manos asesinas, mas la imposibilidad de conseguir armas provocó el aborto de tales propósitos.

Graduado de maestro, comienza a trabajar en el colegio El Salvador, a la vez que inicia estudios de Pedagogía en la Universidad de Oriente; plantel en el cual demanda una condena al imperialismo por la agresión llevada a cabo contra Guatemala, con la finalidad de derrocar al gobierno progresista de Jacobo Arbenz.

Durante los años 1954 y 1955, sus actividades revolucionarias se multiplican y hace contacto con toda organización partidaria de la lucha armada para derrumbar la tiranía de Fulgencio Batista, pero ante la decepción de recibir muchas promesas de suministro de armas y no cumplirse casi ninguna, decide crear la agrupación Acción Revolucionaria Nacional.

Su objetivo principal era el acopio de armas y para ello los revolucionarios asaltan estaciones de policías, polvorines y desarman a los soldados en plena calle, procedimientos que propicia la recolección de cierta cantidad de medios bélicos para utilizarlos contra las fuerzas de la dictadura.  

En el año 1955, se incorpora al Movimiento Revolucionario 26 de Julio, dirigido por Fidel Castro, mientras los cuerpos represivos de la tiranía  fichan a Frank País y lo declaran como “elemento peligroso”, no obstante, emprende una ardua labor en la organización del Movimiento en la provincia de Oriente.

Personalmente adiestra a los revolucionarios en el manejo de las armas y los agrupa en células para prepararlos con vistas a los combates que se avecinan, por cuanto el pueblo había tomado conciencia de la necesidad de producir un cambio en el país, teniendo en cuenta los desmanes que cometían los personeros del régimen.

Viaja a México para entrevistarse con Fidel Castro, quien se encuentra exiliado en ese país; allí acuerdan realizar un levantamiento armado en Santiago de Cuba para apoyar el desembarco del grupo de combatientes que venía a iniciar la lucha armada contra la  tiranía en la Sierra Maestra.  

Al regresar a Santiago de Cuba comienzan los preparativos para la acción, la cual se produce en la fecha acordada, pero la presencia de un mal tiempo hace que el yate Granma se retrase en su recorrido y llega a costas cubanas el 2 de diciembre de 1956 y no hay coincidencia entre el desembarco y el alzamiento en esa ciudad.

El nuevo paso de Frank fue una nueva entrevista con Fidel en el escenario de la lucha; a principios de 1957 comienza la introducción de las primeras brigadas, a fin de nutrir las filas del naciente Ejército Rebelde y de suministros imprescindibles para el desarrollo de la guerrilla en la Sierra Maestra.

Con el propósito de evitar que la tiranía utilizara toda su fuerza contra los revolucionarios que operaban en esas montañas, comenzó a organizar la apertura de un segundo frente en la parte norte oriental, pero fue detenido y torturado salvajemente por los esbirros de la tiranía batistiana, quienes quisieron desaparecerlo, mas la rápida movilización del pueblo obligaron a presentarlo y celebrarle juicio, en el que resultó absuelto.

Comienza contra él una feroz persecución y su vida corre gran peligro; tiene que pasar a la clandestinidad, pero fue sorprendido por las fuerzas represivas, junto a su compañero de lucha Raúl Puyol, y ambos resultaron vilmente asesinados, el 30 de julio de 1957.Al conocer la noticia, Fidel Castro exclamó: “¡Qué monstruos! No saben la inteligencia, el carácter, la integridad que han matado”

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris